Seguro que no es la primera vez que lo piensas después de haber visto cientos de fotos en áticos con maravillosas vistas a la ciudad o al campo. ¿Se plantea hacer una piscina en un lugar privilegiado?

Generalmente, cuando un proyecto de este tipo se plantea a priori puede parecer maravilloso aunque en la mayoría de las ocasiones las ilusiones se desvanecen por temor a una fuga de agua dentro de la vivienda o simplemente porque el edificio no esté preparado para ello. En este caso hablamos de supuestos en los que el edificio a priori no se había planteado para construir una piscina (ya que si es de nueva construcción entonces todo se plantea de forma diferente).

Para la instalación de una piscina de este tipo es necesario contar con un equipo de expertos capaces tanto de averiguar el tipo de estructura del edificio donde se quiere construir así como su preparación para aguantar peso. Una vez que sabemos cuánto peso aguanta el suelo de nuestro ático, terraza o patio, entonces es hora de decidir cuál es el tipo de piscina más adecuada en cada caso teniendo en cuenta tanto el peso de la misma como la capacidad de estanqueidad de la piscina.

¿Cuál es la mejor piscina para mi terraza? ¿Qué es necesario tener en cuenta? 

Como hemos comentado anteriormente, esto depende de varios factores. Además, aunque la oferta de piscinas hoy en día es casi infinita y es posible elegir modelos personalizados tanto estética como funcionalmente, cuando hablamos de una piscina sobre un patio, terraza o ático es necesario ser más cauteloso.

El tiempo

Tanto el paso del tiempo como el clima tiene sus consecuencias sobre nuestra piscina. Por eso, debemos seleccionar muy bien los materiales que vamos a utilizar ya que es imperativo prevenir cualquier fuga o problema que se pueda desarrollar por estos motivos.

Si será cubierta 

Para poder proyectar la piscina que deseas en su ático o terraza, es necesario que tengas en cuenta todos los detalles desde el primer momento, ya que una vez terminado todo probablemente no pueda añadir muchas cosas más. Por ejemplo, si quiere que su piscina tenga cubierta, una profundidad específica o que tenga elementos especiales, intenta integrarlos desde el principio para no tener problemas con el peso ni tampoco con el espacio.

Para llevar a cabo una obra de este tipo siempre es necesario contar con un equipo 100% profesional y con experiencia, de manera que no haya contratiempos ni tampoco otros problemas. Si necesita que le asesoremos o que planteemos un nuevo proyecto piscinero para usted, no dude en ponerse en contacto con nosotros.