Si has puesto en marcha tu piscina después del invierno y has notado que ha consumido más de lo que solía consumir antes, en este artículo te vamos a explicar porqué.

[vídeo]

Aunque pueda resultarte lo contrario ni tu dosificador ni tu piscina tienen ningún problema, esta variación se debe a la nueva normativa europea* que se puso en vigor a finales del 2021- principios de 2022 y que se ha empezado a regular ahora.

Pero, ¿en qué afecta esto a tu piscina?

La principal diferencia, respecto a su predecesora, es que esta normativa obliga a que el porcentaje de ácido por cada litro de producto sea de entre un 12-15% en vez de un 40% que traía antes.

Por ejemplo, si antes por cada 1 litro de producto traía 0.4 l de ácido, actualmente debe traer entre 0.12-0.15 por cada litro.

Con lo cual, si antes gastabas en toda la temporada de verano 1/3 de la botella, este año es posible que consumas 2 y media, aproximadamente.

¿Qué te aconsejamos?

Lo primero, hacer un test de PH. Si el resultado del test está entre los parámetros recomendados o por debajo de los mismos, significa que el minorador ha actuado.

Lo siguiente que habría que hacer es una calibración del dosificador y por último, poner una nueva botella. Y ya estaría.

Es cierto, que a partir de ahora tu dosificador va a consumir más que en los años anteriores y tendrá que aplicar esta nueva rutina de consumo, ya que para la misma cantidad de agua consumirá el doble de producto.

 

*Reglamento (UE) 2019/1148 sobre la comercialización y la utilización de precursores de explosivos

Abrir chat
1
Solicita su presupuesto sin compromisos